Mauren Cedeño Espinoza (lectora)

“Excelente libro, definitivamente recordar es vivir. Es impresionante la manera en que se forjaron los triunfos, las frases utilizadas por don Jaime (Perozzo) que calaban en los jugadores. Lo que más me llegó fue el llanto de Junior, es increíble la capacidad que tuvo para dejar a un lado las críticas y convertirse en uno de los jugadores más importantes del Mundial, pero lo que me hizo derramar lágrimas fue la parte de la narración de Kristian Mora, si verlo es impresionante, leerlo es mágico. “Muchas gracias a los muchachos por este Mundial de ensueño y muchas gracias a ustedes por dejarlo plasmado en letras”.

Share